La Pava Aliblanca (Penelope albipennis) y el Paujil del Sira (Pauxi koepckeae)

Por Victor Raul Diaz Montes - Especialista en Crácidos


Estimados amigos, como sabemos, en el Perú hay 15 especies de crácidos, la mayoría con cierto grado de amenazas. De éstas, 2 de ellas son endémicas: la Pava aliblanca Penelope albipennis, ícono de la Conservación en nuestro país, y el Paujil del Sira, Pauxi koepckeae. Ambas especies categorizadas en peligro de extinción por la IUCN, ambas figuran igualmente en peligro de extinción en el Libro Rojo de la Fauna amenazada del Perú publicado por SERFOR con nuestra participación como IWMI y como especialista en esta familia de aves.


La Pava aliblanca evidentemente más conocida y estudiada, está restringida a una estrecha franja de quebradas con características y flora particulares, en el Bosque seco del Noroeste Peruano, entre los departamentos de Piura, Lambayeque y un cachito de Cajamarca. En cambio El Paujil del Sira está restringido a la Cordillera del Sira. La reserva comunal El Sira (RCES) es un área natural protegida, con una extensión de 616 413,41 ha. ubicada en la zona centro oriental del Perú, abarcando territorios de los departamentos de Ucayali, Huánuco y Pasco. Creada con el objetivo central de la conservación de la diversidad biológica en beneficio de las comunidades nativas asháninka, ashéninka, yánesha y shipibo-conibo. Ambas especies se distribuyen en zonas referenciadas como de alto endemismo, pues hay varias especies de flora y fauna endémicas en sus respectivos hábitats.



La pava aliblanca debido a los esfuerzos, compromiso y trabajo de muchas personas e instituciones, recientemente ha sido re-categorizada, ya no como (CR) en Peligro CRITICO de extinción, si no bajo una categoría, ahora categorizada como (EN) en peligro de extinción, su número actual de ejemplares en estado silvestre supera los 400 ejemplares, lo que quiere decir que, si bien el trabajo que se ha hecho con ella rindió sus frutos, aún necesitamos trabajar para sacarla definitivamente de la extinción. Tiene amenazas de cacería ilegal y pérdida de hábitat, así como desplazamiento por presión humana. Se ha trabajado mucho sobre esta especie, incluso hemos desarrolladlo protocolos exitosos de manejo y reproducción en cautiverio. Además, como sabemos gracias a nuestro Curso de Especies Peruanas Amenazadas, se sabe mucho de su vida en estado silvestre.


El Paujil del Sira, en cambio está categorizado como CR es decir en peligro crítico de extinción. Tiene una distribución muy restringida, de difícil acceso y enfrenta serias amenazas de cacería por los habitantes de su ecosistema. Su carne es consumida y, en consecuencia, considerada presa atractiva. Además, sufre pérdida de hábitat por la deforestación, tala ilegal, minería ilegal (extracción de oro), sembríos ilegales de coca, ampliación de frontera agrícola para pastizales de ganado, uso de orillas (áreas de varzea) como chacras comunales. Su población total bordea los 400 ejemplares y el fraccionamiento de hábitat es también una seria amenaza. No se han efectuado muchos estudios sobre esta ave, no se conoce mucho sobre su biología básica, comportamiento, home range, ciclo reproductivo, hábitos alimenticios. En fin, hay mucho o todo por hacer, lo que convierte a esta especie en ALTA PRIORIDAD PARA CONSERVACIÓN.


Verán amigos que ambas especies de cracidos, endémicas de Perú, están en peligro de extinción, ambas ahora con poblaciones de aproximádamente 400 ejemplares en promedio. Sin embargo, la pava aliblanca se encuentra en una posición más óptima pues se la ha trabajado intensamente en los aspectos ya mencionados. La Penelope albipennnis cuenta con más de 40 años de trabajo e investigación y tenemos una serie de LECCIONES APRENDIDAS de lo que debemos hacer. Es más, el proyecto de la aliblanca fue reconocido como uno de los mejores proyectos de crácidos en el mundo entero y adicionalmente ostenta un récord difícil de alcanzar: e menos de 25 años se redescubrió la especie, se le estudió en el campo, se manejó y reprodujo exitosamente en cautiverio para luego reintroducirla a su hábitat natural, todo hecho por profesionales peruanos.


Actualmente nosotros, en el International Wildlife Management Insitute (IWMI) asesoramos proyectos que buscan replican estas lecciones aprendidas en diversos países de América con otras especies de crácidos. Hemos capacitado, brindado asesoría y transferido conocimiento y tecnología a muchos participantes en nuestros programas especializados en la familia Cracidae. Trabajamos y colaboramos con equipos de especialistas de México, Brasil, Colombia, Guatemala, Venezuela y Bolivia.


Juntos podemos replicar la exitosa experiencia de la Pava Aliblanca con el Paujil del Sira, porque nos necesita pero, sobre todo, porque tenemos la capacidad de salvarlo. ¿Te unes al proyecto? Si te interesa aprender de los mejores especialistas sobre la familia Cracidae, sus peculiaridades y cómo realizar un manejo exitoso, participa de nuestro próximo Curso Certificado en Crácidos del Mundo.

115 vistas

Entradas Recientes

Ver todo