Reconocen nueva especie de crácido endémica en Perú

Actualizado: mar 9

Por Victor Raul Diaz Montes - Especialista en Crácidos


Llamado también Quiyuri por los pobladores (de diferentes etnias) de la Cordillera del Sira (Huánuco - Perú) que cohabitan con este crácido endémico del Perú, el otrora Pauxis unicornis koepckeae ha sido recientemente elevado y reconocido a la categoría de especie valida, en el año 2014, por las autoridades científicas reconocidas a nivel mundial, tras varios y largos años de estudios, realizados principalmente por la Asociación Armonía de Bolivia.


Fotografía de Andrew Whitworth.

El Quiyuri, Pauxi koepckeae, (Crax koepckeae según otras corrientes científicas), cuenta con una historia particular y anecdótica en su descubrimiento y descripción en el Perú, país que ha sido desde siempre estudiado a todo nivel en el campo de la Biología. En el Perú llegaron a radicar famosos y dedicados científicos, destacando en el campo de la Ornitología la Dra. Koepcke, una alemana que quedó enamorada del país y decidió establecerse allí junto a su familia. Un trágico accidente de avión acabó con su vida y la y dejó un saldo de 92 fallecidos. La única sobreviviente fue su hija Juliane, que vivió una épica hazaña en medio de la selva, tan sorprendente que fue llevada al cine en una famosa película titulada “Perdida en el Infierno Verde”. La Dra. Koepcke trabajó en el Museo de Historia Natural Javier Prado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y desde allí impulsó a que más ornitólogos extranjeros llegaran al Perú a estudiar su variada y rica avifauna, pues afirmaba que había muchas aves sin descubrir aun. En 1965 arribaron al Perú, John Weske y John Terborgh, reconocidos ornitólogos que tras contactarse con Koepcke, emprendieron la búsqueda del Quiyuri, cuyo avistamiento fue reportado en el Perú a mediados del siglo XVII por Johann Jakob von Tschudi,  pero en ausencia de ejemplares en museos que corroboraran  esta información, ésta fue desechada. No les causó sorpresa a Weske y Terborgh que el 17 de julio de 1969 uno de sus cazadores peruanos, Manuel Sánchez, capturara 2 ejemplares que estaban juntos posados en lo alto de un árbol. Por si fuera poco, otro cazador divisó también un ejemplar juvenil, a una altura de 1200 metros sobre la ladera suroeste de los Cerros del Sira, Departamento de Huánuco, una cadena  de bosques  relictos del precámbrico que no forma parte de la cordillera de los andes.  Esos ejemplares fueron en 1971 descritos y bautizados como Pauxi unicornis koepckeae, precisamente en honor a la Dra.  Koepcke.  Desde entonces, el Pauxi koepckeae no volvió a ser avisado Es chascarrillo que el ejemplar macho que se encuentra hoy en el Museo de Historia Natural de América fue debidamente preparado y embalsamado como piel de estudio por Weske, pero la hembra fue por descuido desplumada y preparada en un sabroso estofado por un cocinero en aquel entonces. Afortunadamente, lograron rescatar el cráneo y el pico, que fueron llevados al Museo de Historia Natural de Lima y donados la Dra. Koepcke. Ted Parker, ornitólogo, norteamericano en 1992 reportó el avistamiento de un ave que coincidía con las características del Quiyuri en los Cerros Tavara, en Puno, muy cerca de la frontera con Bolivia. Ahí, habita el Pauxi unicornis, especie endémica de ese local que, por haber sido descrita antes que el Quiyuri, era consideraba la especie principal y éste último una sub especie. Tras esta información no ratificada, a estas aves no se les volvió a ver oficialmente. Hacia los años 2000, se realizaron trabajos y estudios diversos por la Asociación Armonía y principalmente por Melvin Gastañaga, que gracias a su persistencia, logró  avistar y capturar nuevos ejemplares para museo y estudiarlos, lo que fue determinante para su elevación de categoría a ESPECIE VÁLIDA, quedando Pauxi unicornis para Bolivia y Pauxi koepckeae para Perú


Bibliografía recomendada:


Curassows & Related Birds: Publicación conjunta con el American Museum of Natural History. Nueva edición de la clásica y celebrada monografía sobre la familia de los crácidos publicada hace 30 años incluyendo un exhaustivo capítulo de actualización. Una lectura obligada para cualquiera que esté interesado en esta fascinante familia. Es un compendio del conocimiento pasado y actual sobre las 50 especies de aves de esta familia propia de América central y del sur, en su mayoría raras y amenazadas. Esta nueva edición contiene todos los dibujos y láminas originales, además de nuevas láminas realizadas por el mismo A.E. Gilbert. Además, se han añadido las láminas de la enciclopedia Handbook of the Birds of the World correspondientes a esta familia, así como un capítulo de actualización, preparado por Josep del Hoyo y Anna Motis, donde se detallan las novedades más destacables que se han producido en el conocimiento de cada una de las especies desde la primera edición, hace ya 30 años.


31 vistas

Entradas Recientes

Ver todo